Reseña Histórica

RESEÑA HISTÓRICA

Los antecedentes históricos de las cinco secciones o sedes: El Liceo La Paz, La Escuela Urbana John F. Kennedy, La Escuela Urbana La Paz y La Escuela Urbana Leticia Arango de Avendaño, la Escuela Urbana La Paz y La Escuela Urbana El Trianón, fusionadas por decreto 15413 de noviembre 8 de 2002 en la INSTITUCION EDUCATIVA LA PAZ, permite ubicar a los diferentes agentes educativos en momentos importantes de su conformación y visualizando la prospectiva de la institución de acuerdo con la globalización. El Barrio La Paz situado al sur del Valle de Aburrá, en el municipio de Envigado, fue construido por el Instituto de Crédito Territorial, en terrenos que fueron de Doña María Paz, nombre que llevaría posteriormente.

Los tres establecimientos más importantes del barrio fueron: Liceo La Paz, Escuela de Niñas y Escuela de Varones La Paz. Los adjudicatarios del barrio fueron ocupando sus viviendas a partir del año 1964. Su perfil académico y cultural fue decisivo en el progreso del barrio.

LA ESCUELA LETICIA ARANGO DE AVENDAÑO tuvo su inicio en el año de 1961. Desde mediados de 1963 se había constituido una junta de acción comunal que funcionaba en la casa que fuera la finca y que el crédito donó a la nueva comunidad para la escuela. En esas reuniones dominicales surgió el liderazgo de un hombre enamorado de la educación, ex profesor y exrector de varios establecimientos de educación, exjefe de la división operativa de la Secretaría y Cultura Departamental de Antioquia, Exconsejal de Envigado y exempleado del SENA, ese hombre es don Gustavo Vásquez, quien generó equipos eficaces de trabajo con sentido de pertenencia que lograron óptimos resultados en la educación, el transporte y servicios generales.

Don Gustavo Vásquez presentó un proyecto al Consejo y fue posible que la Asamblea Departamental de Antioquia creara por medio de la ordenanza número 30 de diciembre 6 de 1963, la escuela urbana con las secciones necesarias en el barrio la Paz.

Al iniciarse el año de 1964 no habían sido nombrados educadores oficiales debido al recorrido ordinario y lento que siguen los trámites oficiales. Fue necesario aprovechar los servicios docentes de varios practicantes del CEFA, que voluntariamente asistían varios grupos. A éstas, se sumó doña Hermilda Gaviria de Escobar, quien después de cumplir su jornada en la escuela Santa Bernardita de Medellín, aportaba su experiencia y pasión por la educación, además se encargaba con don Gustavo Vásquez de conseguir la alimentación para las maestras voluntarias, generosidad de las madres de los educandos.

El 3 de junio de 1964, tomó posesión la señorita América Palacio como maestra oficial de la Escuela Urbana de Varones de La Paz, hincando con dos grupos (primero y segundo), quien fue reemplazada luego por la señorita Margarita Mejía, supernumeraria. El 19 de octubre de 1964 tomó posesión como director el señor Ramón Enrique Agudelo U. de la Escuela Urbana de Varones de La Paz y doña Hermilda Gaviria de Escobar como Seccional, con la ordenanza número 3 de diciembre 13 de 1964, descrita en el artículo No. 2 que dice: creamos en Envigado una sección en la Escuela Urbana de Varones de La Paz y otra sección en la escuela urbana de niñas de La Paz y dándoles vida jurídica a las dos escuelas. Estos dos educadores, Ramón Enrique Agudelo y Doña Hermilda Gaviria de Escobar, lograron conseguir un terreno donado por el Municipio y con la ayuda de vecinos y la señora Leticia Arango de Avendaño, aportaron $30.000 para que Obras Públicas Departamentales OOPP, realizara los planos y construyera en un área de 4579,5 m2 .

El 3 de febrero de 1965 fue nombrada como directora de la escuela de niñas de La Paz doña Berta Inés Mejía de Serna, en cuyas instalaciones funcionaban las dos escuelas en completa armonía. El nuevo local fue terminado en el año de 1968 con ocho aulas, secretaría y unidad sanitaria. En febrero de 1967 se iniciaron clases en la Escuela Urbana de Varones de la Paz con un total de 254 alumnos distribuidos en cuatro grados así: el grado primero con 63 alumnos, segundo con 64, tercero con 58 y cuatro con 69. El señor Carlos Osa Lema, alcalde de Envigado, inició en el mes de marzo de 1967 la construcción de la Escuela Urbana de Varones La Paz con un gran aporte de la acción comunal de ese tiempo dirigida por el señor William Uribe. Los domingos, los padres de familia hacían su gran aporte a través del convite. El padre Abelardo Sosa, Párroco de nuestra señora Reina de la Paz, destina la ofrenda de las misas dominicales para la construcción de la escuela. Después de tantos esfuerzos se termina la obra de la escuela en el año de 1968.

La Planta física contaba con 8 aulas, dirección, secretaría y una buena unidad sanitaria. A este nuevo local se trasladan con 5 grupos del grado primero al grado quinto, dirigidos por: Enrique Agudelo (Director), doña Hermilda Gaviria, la señorita Maria Ester Ramírez, la señorita Margarita María Escobar B. y la señorita Berta Una Cardona R. seccional. En 1968 visita la escuela el señor Víctor Cárdenas, Secretario de Educación y Cultura Departamental, invitado por el periodista Armando Cardona, para dar aprobación al grado quinto de primaria.

En abril 1 de 1970 se completa una nómina de 7 maestros, se inaugura el nuevo local, al que asistió el alcalde Carlos Osa Lema, el presidente del Consejo Januario Cardona, el subsecretario de educación Doctor Carlos Mario Hoyos, el párroco Abelardo Sosa y cuatro diputados. La escuela y el barrio La Paz se habían hecho merecedores del aprecio y la admiración no sólo en el ámbito municipal sino también en el departamental. Las evidencias del esfuerzo comunitario muestran resultados claros del progreso en la educación. Como premio al esfuerzo fueron homenajeados con la presencia del gobernador de Antioquia, Doctor Diego Calle Restrepo, el Doctor Horacio Flórez, Secretario de Educación y Cultura, el Doctor Carlos Osa Lema, alcalde de Envigado, el señor Januario Cardona, presidente del Consejo municipal y otras personalidades de la comunidad. Entre los años 1971 y 1972 se trabajó en la comunidad mejorando cada día la institución, tanto en la parte educativa como en las mejoras de la locación.

El 5 de junio de 1973, se produce el traslado del señor Ramón Enrique Agudelo, director del plantel, al Liceo Integrado La Paz como docente y en su reemplazo llega el señor Alfredo Molina. En enero 20 de 1974 se inició el año escolar con 13 maestros gracias a tres creaciones que se debieron a la deferencia del señor Gustavo Vásquez, jefe de la división operativa, dirigidos por el señor Alfredo Molina. En febrero 20 de 1975 se traslada el señor Alfredo Molina y en su reemplazo llega el educador Hernán Sepúlveda Aguirre, quien asume la dirección con 14 educadores. A partir del año de 1977 se aceptan niñas en la Escuela Urbana de Varones de la Paz y se cambia el nombre por Escuela Integrada Leticia Arango de Avendaño.

En el año de 1978 se da inicio a un programa de aulas especiales con los niveles A y B, dirigidos por las educadoras Consuelo García y Beatriz Salazar. En 1980 se crea el nivel C dirigido por la educadora Orta Elena Palacio; también se inició el programa de preescolar, ahora llamado transición. Entre los años 1981 y 1983 se trabaja con la comunidad para mejorar las aulas especiales, vitales para el desarrollo educativo de la institución. En diciembre 2 de 1984 se recibió copia del decreto departamental 2275, donde se reconoce el cambio de nombre de la escuela, para llamarse Escuela Urbana Integral Leticia Arango de Avendaño.

Entre los años 1985 y 2002 se hicieron reformas locativas como la construcción de la placa deportiva y le aula múltiple. Se creó un nuevo grado de transición y tres plazas más por el sistema de cofinanciación, algunas plazas creadas por el municipio y pagadas por la Cooperativa Coreden. La Institución fue visitada por el periódico El Colombiano, el equipo de fútbol Envigado Fútbol Club, la comisión de investigación y desarrollo curricular del Municipio de Envigado “CIDEC”. El 30 de junio de 1999 se retira jubilado el señor director Hernán Sepúlveda Aguirre, quien estuvo a cargo de la institución durante 24 años, haciendo grandes aportes a la educación y a la comunidad educativa. En agosto 25 de 1999 asume la dirección la doctora Margarita María Moreno Estrada, quien procedía de la Escuela Divino Salvador de Medellín. Entre los años 2000 y 2002 se obtuvieron los servicios de porteros y aseadora. Adicionalmente, se logra la participación de la Institución Escuela de Artes Débora Arango, con profesores de artes (danza, música y artes plásticas) y la continuidad de profesores de inglés y sistemas, pagados por la asociación de padres de familia.

En enero de 2002, la escuela Leticia Arango se fusiona con la Institución Educativa Jose Manuel Restrepo Vélez “JOMAR”, la cual es dirigida por le licenciado Arturo Castaño. En febrero del año 2003, es trasladada la señora directora Margarita María Moreno Estrada para la Institución José Miguel de la Calle y nombran como coordinadora de la sección Leticia Arango de Avendaño a la Licenciada Virginia Velásquez Posada. En abril de 2004, la escuela Leticia Arango de Avendaño, se fusiona nuevamente con la Institución Educativa La Paz por motivos de organización de la Secretaría de Educación Municipal y por cercanía. La Institución Educativa La Paz, dirigida por la rectora Luz Ivonne Yepes Flórez, cuenta a su vez con tres secciones que son: Sección Escuela Urbana John F. Kennedy (a cargo de la coordinadora Doris Escobar Herrera), sección Escuela Urbana de Niñas La Paz ( a cargo de la coordinadora Martha Elena Ceballos E.), sección Escuela Urbana El Trianón (con el apoyo de la coordinadora Lucelly Zapata González) y Escuela Integrada Leticia Arango de Avendaño (a cargo de la coordinadora Virginia Velásquez Posada). Actualmente, la sección Urbana Integral Leticia Arango de Avendaño cuenta con 12 educadores de planta, cinco profesores de artes, un profesor de inglés, un profesor de deportes y un profesor de sistemas, tiene un total de 459 alumnos. La planta física está dotada de una dirección, una secretaría, siete aulas, sala de profesores, sala de sistemas, cuarto de cruz roja, salón de deporte, tienda escolar, restaurante escolar, cuarto de material, aula múltiple, placa deportiva cubierta y nuevas instalaciones sanitarias.

Es bueno pensar en la creación y progreso de una institución no es obra de una sola persona, sino más bien, fruto del esfuerzo de una comunidad comprometida y del aporte de una buena administración municipal. La sección Escuela Urbana Integral Leticia Arango de Avendaño se ha caracterizado por ser pionera en el campo educativo y en el desarrollo comunitario; para lograr esta posición, ha contado con la colaboración de personas como Don Gustavo Vásquez, Doña Hermilda Gaviria de Escobar, Don Enrique Agudelo y todos aquellos educadores que han tenido un gran sentido de pertenencia con la Institución. Es necesario tener en cuenta la importancia del aporte de las instituciones y administraciones públicas y privadas durante los 40 años laborales, reflejados en una formación integral de la comunidad educativa del barrio La Paz.

 

LA ESCUELA URBANA LA PAZ Se encuentra ubicada en la carrera 42 B NO. 45 B Sur 50, Barrio La Paz del Municipio de Envigado. Fue creada para el servicio educativo para los niños y niñas del barrio que nacía para cumplir un programa de vivienda del Instituto de Crédito Territorial en el año de 1961 con el fin de atender las familias de escasos recursos económicos y carentes de vivienda. Los líderes de aquella comunidad entre ellos los señores Gustavo Vásquez, Pedro Pablo Villa, Leoncio Robledo, Doctor Absalón Vargas Zapata y otros, promovieron y gestionaron ante el gobierno departamental la creación de la escuela como necesidad fundamental para el desarrollo del barrio. La creación de la escuela fue una respuesta positiva al deseo de una comunidad cuyo objetivo era centrarse en todos los elementos de la transformación y desarrollo de la sociedad que quería crecer en formación, educación y cultura. Fue creada el 6 de diciembre de 1963 por Ordenanza No. 30 de la Asamblea Departamental y denominada ESCUELA URBANA DE NIÑAS LA PAZ, sancionada por Decreto 515 del 6 de diciembre del mismo año por el gobernador de Antioquia. Su funcionamiento comenzó en una casona que el Instituto de Crédito Territorial donó al Municipio de Envigado para iniciar la tarea educativa en el barrio La Paz. El nombre de la escuela La Paz, fue tomado del nombre del barrio donde está ubicada y en recuerdo a la señora Paz Correa, dueña de la finca donde se construyó el barrio La Paz y de la casona donde funciona la escuela. El 29 de noviembre de 1984 por Decreto 2275, se dio el cambio de nombre de la escuela debido a que los estudiantes que en ese momento integraban la escuela eran de ambos sexos por lo tanto la denominaron La Paz.

En la actualidad, la escuela atiende durante la jornada escolar 500 estudiantes, 250 por jornada, orientados por 12 profesores y una coordinadora. Además, es apoyada por la Escuela de Arte Débora Arango con los profesores de danzas, música y artística, por el profesor de ecuación física que proviene del INDER Envigado y por los profesores de inglés e informática enviados por la asociación de padres de familia. También hace apoyo en el aseo una empleada de COREDEN, la señora del restaurante escolar y los vivientes quienes están presentes en todo momento, colaborando en lo que se requiera. La escuela actualmente tiene 6 salones con capacidad aproximada de 40 estudiantes sentados cómodamente, tres patios internos pequeños, una cancha cubierta para actividades deportivas y recreativas y una amplia zona verde. La escuela cuenta además, con espacios para coordinación, ayudas educativas, cruz roja, biblioteca, pieza de reciclaje, sala de cómputo, sala de deportes, cocina para el restaurante y comedor escolar, parque infantil, piscina y pozo de arena para preescolar; unidad sanitaria para niños y niñas, casa de habitación para celaduría y los recursos didácticos necesarios para apoyar el proceso de enseñanza y aprendizaje, tales como: TV, Betamax, VHS, equipo de sonido, láminas y mapas, implementos deportivos como colchonetas, balonería, aros, mancuernas, cuerdas, bastones, etc.; en el área de educación musical: panderetas, guitarras, triángulos, tamboras, trajes de baile, capas, entre otros.

En este diagnóstico comunitario, los niños (as) participaron activamente y pintaron con sus propias palabras la escuela” Las escuela es nuestro segundo hogar, nuestros profesores y profesoras nos comprenden, nos ayudan y nos sacan de dudas, los compañeros son nuestros amiguitos que nos ayudan en las buenas y en las malas” Vivimos como una verdadera familia y la escuela es como una casa pequeña pero virtuosa, con corredores llenos de cuernos, laureles, helechos, anturios, cintas, espárragos, orejas de burro y en el patio central una bella araucaria donde los pájaros cantan en las mañanas sus melodías y en el resto del día revolotean buscando su alimento, alegrándonos con bellos coloridos, haciendo juego con los del mural de la cancha cubierta y con los de las carteleras que nos dan excelentes mensajes para nuestro diario vivir. La zona verde es como el colchón verde de la escuela a la cual quisiéramos darle mejor mantenimiento para poder convertirlo de verdad en un sitio de clase y esparcimiento. Los conejos, pollos y codornices son nuestros mejores amigos